Madrid es una ciudad con mucha oferta de escorts. Hay que elegir la agencia que cuente con más variedad de servicios y tenga un portal web que contenga fotos de sus profesionales reales al 100%.

Cuando un hombre siente ganas de estar en brazos de una profesional del sexo o del masaje y no sabe cómo empezar a buscar una agencia es probable que se pierda en la cantidad de ofertas que hay en la red.

agencia masajes eroticos

La Agencia de Escorts en Madrid se publicita de un modo que resulta tan sugerente como sencilla la elección, ya que incorpora a su web fotos 100% naturales de sus profesionales, para que nadie se lleve fastidiosas sorpresas y además enumera el número de escorts que hay disponibles a cada momento, de modo que se trata de una página web en continua actualización.

Para los masajes eróticos cuenta con profesionales del masaje, algunas de ellas tituladas que usan el masaje para dar placer pero también para aliviar dolores o contracturas, de modo que hacen dos servicios en uno.

Los hombres de negocios, abocados a una vida en la que pasan más horas fuera de casa son los que más se benefician de los servicios de Escorts masajistas en Madrid y lo que ellos prefieren son los masajes a dos, un modo de llegar al éxtasis con el que combatir el estrés de su vida laboral. Pero las escorts de esta agencia de referencia también dan servicios a muchos hombres de la ciudad.

¿Cuál es el perfil del hombre que busca saciar su deseo con una profesional?

Según un estudio sobre hábitos y sexualidad, 1 de cada 3 españoles usa los servicios de las profesionales del sexo al menos una vez en su vida. Muchos de ellos son hombres que no encuentran pasión sexual en su matrimonio pero no quieren renunciar a la vida de casados, mientras que la mayor parte son hombres entre 25 y 56 años que simplemente quieren seguir investigando sobre el placer y su propia sexualidad, algunos de ellos con verdaderos problemas para relacionarse con las mujeres.

Ocurre que si los hombres entran en el mundo del sexo de la mano de una profesional, es difícil que consigan tener una relación placentera a nivel sexual fuera de este ámbito.

Afortunadamente hoy en día vivimos en una sociedad cada vez más permisiva y las profesionales también son de gran ayuda para los hombres con problemas pero también para los que sólo desean pasarlo bien y nada más.

Contar con una agencia es un garante, y si está especializada en masajes, mucho mejor

En el caso que nos ocupa se hacen todo tipo de masajes, porque los preliminares son la base de un buen sexo. Desde un masaje a cuatro manos hasta el tailandés, el cliente solo tiene que elegir entre las distintas modalidades que se ofrecen y empezar a sentir en su propio cuerpo sensaciones desconocidas para él.

No es extraño que esta agencia proporcione profesionales de lujo y standard a todo tipo de público y sea la más demandada por los hombres de negocio que visitan la capital del reino.

Las escorts son españolas, brasileñas, venezolanas y latinas en general, de modo que todo es puro fuego en esta agencia en la que se trabaja para obtener el máximo placer de sus clientes. Y lo consiguen, porque los clientes siempre repiten.

Y los que quieran contar con una “girlfriend” con la que salir por ahí, también encontrarán un elenco de auténticas bellezas, mujeres preparadas con estilo y cultura que les acompañarán y les harán pasar momentos inolvidables. Sin duda, de lo mejor de Madrid.

Todos sabemos que la rutina y la monotonía sexual en una pareja puede ser el principio del fin de la relación. Incluso las parejas más sólidas y duraderas pueden verse amenazadas por aburrimiento de sus relaciones sexuales. De hecho, una de las razones para que la monotonía se instale en la pareja, es precisamente por hacer siempre lo mismo en la cama.

Corazon-fetiche

Lo que acaba ocurriendo es que el sexo se convierte en una actividad aburrida que se practica mecánicamente y en las mismas posiciones, como el misionero. Posteriormente se pierde el deseo y los encuentros sexuales se vuelven una obligación para salir del paso. Antes de llegar a ese nivel de apatía es mejor recurrir e introducir un poco de fantasía en el sexo, ya sea con regalos sensuales o con juegos eróticos.

¿Qué son los juegos eróticos?

Los juegos eróticos son esa variedad de actividades sexuales que se pueden hacer debajo de las sábanas para que el sexo sea más divertido y gratificante; como las posiciones del kamasutra, juguetes sexuales y juegos eróticos de rol, entre otros. Como puedes ver, tenéis muchas opciones de juegos eróticos para practicar y disfrutar en pareja. Te aseguramos que los resultados están garantizados.

¿Qué ventajas pueden desempeñar los juegos eróticos en la pareja? A buen seguro estimulan el diálogo y permiten compartir deseos y necesidades sexuales. De hecho, si habláis muy poco de sexo y crees que lo sabes todo sobre las necesidades de tu pareja, estarás muy equivocad@, pues la falta de comunicación es el principal motivo de una vida sexual incompleta.

Te aseguro que cuando una pareja comienza a hablar de sexo sin miedos y tabúes, salen a la luz deseos y fantasías inimaginables.  Hablar de ellos permite descubrir mejor vuestra sexualidad. Encontrar prácticas que nunca habíais probado pero que seguro os satisfacen, e incluso, pueden ayudar a resolver cualquier problema sexual como la eyaculación precoz o la anorgasmia femenina.

Cómo introducir los juegos eróticos en el dormitorio

La mejor manera de descubrir los juegos eróticos es hacerlo por diversión sin crear demasiadas expectativas para evitar aumentar la ansiedad. Comenzad a leer juntos historias sobre sexo y juegos eróticos, tal vez un libro sobre kamasutra, lugares extraños donde hacer el amor o buscad en Internet algún sitio de relatos eróticos. Así comenzáis a compartir lo que veis, y quizá puede que haya algo que os gustaría probar.

Lo importante es ser honesto sin descuidar nada, uno puede preguntar lo que quiere y el otro nunca debe sentirse obligado a aceptar. Los rechazos no deben verse como una ofensa, sino como una forma de conocerse mejor y revitalizar las relaciones sexuales.

Entre los juegos eróticos que puedes proponer a tu pareja, los juguetes sexuales son los más fáciles de introducir en el dormitorio. Existe un buen número de juegos picantes para adultos de venta en internet para que os decidáis  por el que mejor se adapte a vuestros gustos.

Juegos eróticos de rol

Los juegos de rol son ese conjunto de juegos eróticos en los que podéis fantasear actuando, como con la Caja regalo erótico Christian, donde podréis imaginaros en los papeles de Anastasia Steele y Christian Grey. Hay otras fantasías donde podréis interpretar al médico y al paciente, la profesora y el alumno, el jefe y la secretaria, etc. Con estos juegos podréis dar rienda suelta a todas vuestras fantasías eróticas sin tabúes y veréis que todos vuestros deseos sexuales saldrán de nuevo a la luz.

El voyeurismo es una práctica sexual clasificada como un trastorno de carácter sexual y que consiste en la experimentación de placer sexual mediante la observación secreta de objetos o situaciones íntimas ajenas.

El goce mediante la observación anónima

Esta práctica no debe confundirse con el placer obtenido gracias a la observación de la pareja en el ámbito privado. Que nos guste recrearnos en el físico de nuestra compañera o compañero sexual y que ello provoque en nosotros un aumento de la libido y la excitación es algo totalmente normal y común. Sin embargo, la peculiaridad del voyeur o del mirón reside en que no establece un contacto real con el objetivo de su excitación. Su inseguridad e inhibición patológicas le hacen incapaz de llevar a cabo cualquier tentativa de interacción física con otras personas.

camel toe

¿El voyeurismo tiene sexo?

Aunque suene a tópico pasado de moda, los expertos en parafilias (desvíos en la conducta sexual) establecen que, en general, el voyeurismo es más frecuente en los hombres que en las mujeres. Hay que distinguir, según ellos, entre el voyeurismo grave que se asocia en exclusiva a la práctica masculina, y el voyeurismo encubierto, más frecuente en las mujeres. Se considera que el hombre es más proclive a la excitación mediante el sentido de la vista, por lo que los casos registrados en mujeres son mucho menores. Es muy frecuente que los hombres cuando pasean por las calles observen a las mujeres que llevan ropa ajustada, fijándose sobre todo en el  Cameltoe o en los pezones. Incluso hay muchas mujeres que les gusta ser observadas por la calle por hombres mirones.

¿A las mujeres no les gusta mirar?

Que las mujeres no suelan practicar el voyeurismo no quiere decir que no encuentren placer en la observación de objetos y contenidos sexuales. Los seres humanos somos visuales por naturaleza y la vista es una fuente inagotable de estímulos. De hecho, tanto a los hombres como a las mujeres les resultan altamente eróticas las escenas de masturbación. Sin embargo, parece que en el caso de ellas prefieren limitar ese placer al terreno de las fantasías sexuales y el autoerotismo.  Prefieren el exhibicionismo a la pasividad del voyeur. Aunque las mujeres no practican tanto el voyeurismo como los hombres, el número de mujeres que se excitan con esta parafilia es mucho mejor a lo que cree la mayoría de la gente.

¿Cuál es el perfil de una “voyeuse”?

La “voyeuse” (o versión femenina del voyeur) sería una mujer con dificultades para interactuar social y sexualmente con otras personas. En ningún caso se trataría de una ninfómana o una exhibicionista. Muy al contrario, su perfil correspondería con alguien retraído y sexualmente inseguro. Disfrutar del sexo de una forma liberal y abierta, encontrando placer en la materialización de fantasías tanto en la masturbación como en las relaciones sexuales plenas no implican necesariamente un gusto por el voyeurismo.

Espero que os haya gustado nuestro artículo sobre el voyeurismo y que os haya quedado un poco más claro en qué consiste esta práctica sexual.