La intimidad es algo que se construye en conjunto con el tiempo. En el sexo, por regla general, cuanto más íntima se convierte tu pareja, más fácil es darle placer y complacerla en la cama. Pero también es más fácil caer en la rutina.

Cuando se conoce perfectamente el gusto y la voluntad de esa persona, todos los detalles de su cuerpo, las preferencias y los secretos, la tendencia es que el sexo se vuelva más provechoso. Ese momento íntimo al lado de la persona que comparte tu día a día también se convierte en un espacio de demostración de afecto y cariño. Una oportunidad de hacer lo que sólo uno puede hacer por el otro. Es una situación de complicidad que sólo vosotros dos compartís. Por eso se suele decir que el sexo con amor es más placentero si cabe.

pareja besandose

No obstante, aún con todo, igual que en otras facetas de una relación, el sexo tiende a caer en la rutina. La pareja se encuentra que, en una determinada posición, sus cuerpos “encajan” mejor y el orgasmo se consigue más fácilmente. Por lo que la tendencia es practicar el coito siempre en las mismas posturas. La gente termina por conformarse. Por lo tanto, toda la intimidad y cariño creado con el tiempo puede hacer que ese momento de placer se convierta en repetitivo y tedioso. Sin novedades, la relación cae en la rutina.

Para evitar esto, el momento de una relación de amor, sexual, debe ser especial, con tintes creativos y proactivos. Se trata de reconquistar el placer cada día con tu pareja.

Entrar en sintonía con los intereses de cada uno, innovar y llevar una dosis de frescura a la vida diaria en pareja es vital para evitar el aburrimiento en la cama. A continuación puedes ver 7 formas para evitar la rutina en el sexo.

Expresa tus deseos

No tengas vergüenza o miedo de decir lo que piensas. Después de todo, estás al lado de alguien que te acepta tal y como eres. Conocer las perversiones y fetiches de la otra persona despertará su propia voluntad.

sexualidad

Nunca dejes de aprender y de enseñar

El sexo también es aprendizaje. Es un intercambio de experiencias. Enseña a tu pareja cómo hacer algo que te gusta y aprende a realizar lo que más le ponga a tono a ella o él.

Redescubre su cuerpo

Cada parte de nuestro cuerpo tiene una sensibilidad diferente. Hay varias maneras de tocar partes de nuestro cuerpo y la mejor manera de conocer el efecto de cada tipo de contacto es la experiencia. No te olvides de cualquier parte del cuerpo. Puedes ser sorprendido por el efecto de la estimulación de una zona inesperada.

La música puede ser afrodisíaca

Una canción adecuada y un baile sexy puede ser muy divertido, diferente y muy sensual. El sonido de la música durante el sexo puede hacer que te muevas a su ritmo y que lo disfrutes de manera diferente. Además, siempre que escuchéis esa canción, seguro que os trae gratos recuerdos.

Explora nuevos lugares

La habitación tiene todo el confort y calidez ideal para un buen “polvo”. Pero no se puede restringir el sexo a ese espacio cerrado, frente a un mundo tan grande que nos rodea. El salón dispone de sofás suaves y estantes que nos permiten hacer algunas acrobacias. Puedes probar en la cocina o en el refrescante suelo del baño en un día caluroso. También una habitación de hotel o diferentes espacios públicos evocan fetiches. El peligro de ser atrapado es en sí un afrodisíaco. El sexo al aire libre, en una playa o en un bosque son otras opciones.

Utiliza juguetes eróticos

Las más variadas sensaciones están a la venta en los estantes de un sex shop. Probar diferentes juguetes para adultos puede ser muy gratificante, estimulante, dinámico y muy divertido.

Aprende nuevos juegos en la cama

Con los juegos eróticos en pareja no solo romperás la rutina en el sexo, sino que también te divertirás de una forma fresca y diferente. No temas en probar cosas nuevas con tu pareja.

Así concluye este artículo para evitar caer en la rutina con tu pareja en lo que al sexo se refiere ¿Y tú, conoces más formas para salir de la rutina?

Así es, puede parecer contradictorio que en una época como en la que vivimos, en la que todo el tema relacionado con las interacciones personales y con el sexo es más abierto, y en la que jóvenes y más mayores tienen más citas y se relacionan más, aumente, cada vez más la demanda de servicios como el de las acompañantes.

acompanante

Para entender esto, primero es necesario que nos hagamos una idea de lo que son exactamente las escorts o acompañantes de lujo. Una escort es una mujer que un cliente contrata para realizar un servicio de acompañamiento. Por ejemplo para fiestas, reuniones sociales, salidas o para conocer otra ciudad. A diferencia de lo que muchos puedan pensar, el servicio puede incluir o no el sexo, eso dependerá de la contratación.

Las principales características que reúnen las acompañantes son:

  • Muy bellas, jóvenes con muy buena presencia
  • Inteligentes, habitualmente con estudios
  • Cultas, con sentido del saber estar
  • También suelen dominan varios idiomas
  • Son personas sanas y con un estilo de vida saludable

El cliente de este tipo de servicios suele buscar la compañía de una mujer culta, atractiva, bella y que sepa mantener una buena conversación además de otras cosas. Se trata de un fenómeno muy habitual en cualquier parte del mundo y que no es exclusivo del género femenino, también existen acompañantes masculinos.

chica

Por lo tanto, ya sea que estás buscando a una acompañante para una noche tranquila, que actúe como guía en una ciudad desconocida o que vaya contigo a una fiesta o reunión, las escorts de clase alta pueden proporcionar ese servicio de forma experta. Generalmente, suelen tener un excelente conocimiento de la ciudad y pueden lograr que tu estancia allí sea inolvidable. La discreción también suele ser un aspecto fundamental en este tipo de servicio.

Un ejemplo…

Un ejemplo claro de luxury escorts es la agencia Sweet Girls, que proporciona el servicio de acompañamiento en Barcelona y Madrid. Esta agencia garantiza una experiencia muy especial y única de la mano de sus acompañantes de alto standing, así como completa discreción y privacidad, tanto de los clientes como de las acompañantes.

No importa quién eres y de dónde vienes, seguro que has tenido más de una vez alguna que otra fantasía sexual.

Las fantasías sexuales son completamente normales y, si tienes suerte con la confianza de tu pareja o ligues, es algo que puedes cumplir simplemente hablando un poquito. Las fantasías sexuales cubren toda la gama de posibilidades. Mientras que una fantasía ideal puede ser tener sexo oral en la parte trasera de un taxi o en cuartos de baño públicos, otra persona puede estar deseando ser atado o dominado. Ninguna de las dos fantasías es mejor sobre la otra, pero sí que hay fantasías más comunes que otras.

sensual

Estudio científico sobre las fantasías sexuales

Así, tratando de descubrir qué fantasías son las más “normales” y cuales las más “atípicas”, los científicos de la Universidad de Montreal, en Quebec, realizaron un estudio pidiendo a 1.517 adultos cuáles eran sus fantasías sexuales. Los 799 hombres y 718 mujeres dieron 55 declaraciones de posibles fantasías sexuales, y se les pidió que calificaran entre ellos de 1 a 7, entre el desacuerdo y el acuerdo. Algunas de las declaraciones eran “menos bonitas” del estilo: “He fantaseado tener relaciones sexuales con un animal”, mientras que otras eran más “típicas” como: “He fantaseado el tener relaciones sexuales con una persona desconocida”. También se pidió a los participantes que describieran en detalle su fantasía sexual si no estaba en la lista. Los hombres eran mucho más intensos en sus descripciones.

chica-con-antifaz

Una fantasía sexual en un lugar público como en un taxi o un autobús es bastante recurrente. Pero donde las mujeres superaron a los hombres era la fantasía de tener sexo en un lugar específico. Los hombres, por el contrario, parecían estar fantaseando acerca de cómo obtener más mamadas.

Influencia de 50 sombras de Grey

La fantasía sexual de dominación y dominados. Gracias a Cincuenta sombras de Grey, este libro que se ha convertido en todo un fenómeno sociológico de las fantasías sexuales, la dominación ya es una fantasía común para más de la mitad de las mujeres y de los hombres.

Así, muchas fantasías con este tipo de rangos venían a ser entre raras, inusuales y típicas. Como el sexo con animales, la lluvia dorada, travestismos,  sexo abusivo por embriaguez, sexo con prostitutas. O las fantasías más típicas tener sexo entre desconocidos, sexo oral, tríos y orgías grupales o en lugares específicos.

fantasias-sexuales-mas-populares

Las fantasías sexuales son normales. Son parte de los seres humanos, sin embargo, algunas fantasías no se pueden llevar a cabo sin el deseo explícito, o consentimiento, de la otra persona.

En muchas ocasiones, para llevar a cabo una fantasía erótica, es común acudir a lugares especializados en servicios sexuales, como el de una casa de escorts como Felina Barcelona en la que dar rienda suelta a tus fantasías.