Siempre se dice que los hombres son más infieles que las mujeres pero durante estos últimos años diversos estudios han comprobado que estos datos están cambiando y que ahora la balanza está del lado de ellas.

Pero, ¿las infidelidades son solo cuestión de sexos o también son de tribus urbanas? Esto es lo que ha cuestionado el portal web de citas extramatrimoniales Ashley Madison y que ha hecho llegar a 8.700 hombres y mujeres que han participado en la encuesta.

En primer lugar, se les preguntó por sus gustos, aficiones y hábitos diarios para conocer a qué tribu urbana pertenecían. Y luego se les preguntó sobre su predisposición a tener una aventura. Los principales resultados señalaron que los pijos, con un 18.2 %, son los más infieles y los hipsters, los segundos en el ranking, con un 16.7 %. Parece ser que la tribu con apariencia más conservadora es la que menos respeta a su pareja y se aventura a vivir más infidelidades. También los hipsters, esa tribu urbana que ha llegado a las calles de nuestras ciudades para quedarse, se apuntan a la infidelidad.

Pese a que las tribus urbanas se diferencian siempre por sus gustos tan particulares ahora todas tienen un común denominador, la infidelidad.

infidelidad

A continuación puedes ver el ránking de las tribus urbanas más infieles.

Las tribus urbanas más infieles

1 - Los pijos

Como mencionamos al principio, los pijos son la tribu urbana más infiel (un 18%).

2 - Los hipsters

Los hipsters ocupan el segundo puesto de infidelidad a sus parejas (16%).

3 - Los hippies

Una tribu urbana muy extendida en los años 60 pero que hoy en día si movimiento a quedado muy reducido. Quizá es por eso que hoy ocupan “solo” el tercer puesto (con un 13%), porque esta tribu promovía el amor libre.

4 - Los alternativos

Los alternativos son esa tribu urbana de gente que se caracteriza por un aspecto muy diferente al normal (o más extendido). Llevan peinados diferentes, piercings, ropas oscuras… Son en cuarta posición, la tribu más infiel (un 11%).

5 - Los geeks

Los geeks son aquellas personas que identificamos con gente reservada y con pocas aptitudes sociales, muy vinculados a la informática. Pues en realidad, en este grupo también tienen parejas y no solo eso, son una de las tribus más infieles colocándose en el quinto puesto (con un 10%).

Rockeros, punkies, góticos y raperos cierran la lista como las tribus urbanas más infieles, todas ellas con menos de un 10 % de ellos que afirman poder ser infieles a su pareja.

infiel

Más allá de lo curioso de esta noticia, se deja ver que la población en sí, ya sean hombres o mujeres, al igual que pasa con todo en la vida, hay ciertas personas que no están hechas para una relación monógama tradicional. Buena cuenta de ello pueden dar las empresas especializadas en servicios de acompañamiento, como Enigma Escorts, en la que se asegura (dentro de su estricto orden de confidencialidad) que el perfil de su clientela es de todo tipo y variado.

¡Entre las sábanas puede ocurrir de todo! O al menos eso es lo que piensan muchos hombres, que a menudo no sólo fantasean con posiciones sexuales extravagantes o salvajes, sexo en grupo y otras cosas, sino también con la ropa (sexy) o, en este caso, la falta de ella para estimular su imaginación.

Casi todos los hombres esperan ser sorprendidos, al menos, una vez en su vida, por su pareja (esposa o novia) con un disfraz sexy de colegiala, enfermera o algo parecido. Para complacer a tu novio con sus fantasías sexuales favoritas y unirte a la diversión, métete en su cabeza y descubre lo que le excita más.

Por lo general, este pensamiento sobre las fantasías sexuales tiene mucho que ver con la pornografía que ve. Si a él le gusta ver vídeos porno ambientados en un hospital, por ejemplo, se puede decir mucho acerca de sus preferencias. Si lo prefieres, puedes preguntarle directamente y luego sorprenderlo. ¡Si realizas su fantasía te lo agradecerá siempre!

Para ayudarte en tu tarea, hemos decidido seleccionar algunas de las fantasías eróticas más comunes de los hombres, si pruebas alguna de ellas, que encaje con lo que a él le gusta, seguro que consigues que ambos lo paseis genial y viváis una experiencia de lo más enriquecedora en vuestra relación.

7 fantasías sexuales que ellos adoran

Colegiala sexy

colegialas

Las colegialas sexys lideran el ránking de las fantasías sexuales favoritas de los hombres en cuanto al juego de los roles y los disfraces. Tiene mucho que ver con el clásico fetiche de la chica joven. El disfraz, se compone generalmente de una falda de cuadros muy corta, una camisa de vestir ceñida y unas medias altas, al estilo de los uniformes de muchos colegios.

Enfermera

enfermera

Las enfermeras sexys siguen siendo uno de los tópicos en las fantasías eróticas de los hombres. Esto se debe a que muchos de ellos tienen la imagen de la mujer como la persona responsable de cuidar de él. Este disfraz erótico puede hacerse simplemente con un vestido blanco muy corto o un mono blanco ajustado. Unos adornos, como los guantes y otros accesorios propios de estos disfraces le aportan más realismo al personaje.

Empleada doméstica

criada

El disfraz de sirvienta sexy es otra fantasía de los hombres que atiende a la idea de mujer sumisa que a muchos hombres les atrae. El fetiche parte de la idea del mando, de tener el control y de que la “sirvienta” cumpla todos los deseos del “señor de la casa”. El disfraz clásico es el típico vestido negro con volantes blancos al estilo de las doncellas de antaño, pero este un poco más sugerente.

La secretaria

La secretaría sexy es otro clásico en cuanto a las fantasías sexuales de los hombres. Al igual que en el caso anterior, este disfraz tiene que ver mucho con quien tiene el mando y el control, en este caso, el jefe con su empleada. Una ropa de vestir adecuada para un trabajo de escritorio (con un toque sexy), y el elemento siempre recurrente de las gafas, son lo único necesario para elaborar este personaje.

La prostituta

A todos los hombres les gusta la idea de tener relaciones sexuales con una profesional del sexo o escort. Esto se debe principalmente a que son liberales, no tienen tabúes ni prejuicios. La prostituta representa el conjunto de todas la demás fantasías, porque, de algún modo, esta chicas pueden realizar todas ellas si el hombre así se lo pide. No es de extrañar que el negocio de las escorts de lujo esté tan presente en nuestra sociedad, fácilmente reconocible en empresas especializadas para este tipo de servicios como, por ejemplo, La Perla Negra, dado que forma parte de los deseos más anhelados de muchos hombres.

La Cheerleader

Esta fantasía es un clásico y tiene que ver con los cuerpos de mujeres exuberantes que dan sexo y mucha energía para “animar” al hombre. También hace referencia la idea de la escuela secundaria y de las adolescentes, recordando de nuevo, la fantasía de las mujeres jóvenes al igual que en el caso de las colegialas.

La maestra sexy

Y de nuevo, ¡vuelta al cole! En esta fantasía se vuelve a evocar el colegio o el instituto de secundaria, pero, a diferencia de la fantasía de la cheerleader o de la colegiala, las profesoras sexys son una fantasía relacionada con los hombre interesados en las mujeres mayores. El caso concreto de que sea una maestra indica el fetiche de que una mujer madura le “enseñe” todas sus “artes sexuales” al hombre.

Por moda, desinhibición, ganas de intentar una relación novedosa o simple atracción, son cada vez más comunes las parejas desparejas en cuestión de edad. Sin embargo, socialmente parece más aceptada la mujer joven con el hombre mayor que la situación inversa, un chico joven con una mujer madura.

milf

Más allá de los prejuicios esta realidad está instalada y desde Hollywood hasta la vida de cualquier muchacho anónimo, ésta empieza a ser una tendencia a naturalizarse.

Ya sea porque las mujeres están más dispuestas a volver a intentar con hombres más jóvenes (y suponiendo con menos mañas…), porque pueden prolongar su estética juvenil gracias a los adelantos científicos o porque toman esto como un desafío, las oportunidades para que un hombre joven establezca una relación con una mujer que le lleva años, es mucho más factible hoy que en cualquier otra época. Esto no significa que esa pareja sea señalada por su condición de edades diferentes, pero al parecer no es una barrera para los que sí se atreven a mirar a señoras que eventualmente podrían ser sus madres.

La razón principal que esgrime un hombre ante la atracción de una mujer de más edad es el interés que le da su experiencia, sus modos de relacionarse, sus formas de interactuar, por encima de su potencial atractivo físico.

madura

Además, en este tipo de relaciones suele predominar, de ambos lados, la fantasía. Desde pequeño el hombre se “enamora” inocentemente de alguien mayor y con autoridad. En principio, y estudiado fuertemente por la psicología a través del llamado complejo de Edipo, de su propia madre, en una etapa posterior es muy común que el niño esté atraído por su maestra en los primeros años escolares.

Hoy además de por propia elección, este tipo de parejas pueden darse por casualidad. Los entornos virtuales y encuentros que nacen a través de los chats hacen que muchas veces se mienta sobre aspectos físicos o personales, como puede ser la edad y, una vez vinculados, la cuestión etérea pasa a ser menor.

Actualmente, internet ha sido una herramienta que ha facilitado y mucho la búsqueda de citas online con toda clase de personas, también con mujeres de cierta edad para sexo ocasional o para entablar una relación estable. Hoy es muy sencillo para un hombre, a través de webs de contactos con mujeres calientes, encontrar una relación con una mujer madura, ya sea para algo ocasional o algo “más serio”.

Sea como sea, lo importante es sentirse a gusto con esa persona, compartir puntos de interés pese a estar en etapas distintas de la vida. Que se rompa con un prejuicio de la edad por sí misma, es algo para festejar. ¿Y tú te has sentido atraído por alguna señora?